Coronavirus – Encuentro de Covid-19 con la Antroposofía.

Spread the love

Por Josef Graf

Traducción de ‘Coronavirus Meeting Covid19 headon with Anthroposophy’  ~ Luz Elena Vargas; editado por Ivan Diaz Robledo con apoyo de GAZ  

Mientras la última pandemia se extiende por el mundo, es de gran valor estar informados de  las  indicaciones  que  Rudolf  Steiner  ha  dado  sobre  las  enfermedades  parecidas  a  la gripe.  Con  este  contexto  de  conocimiento  podemos  estar  preparados,  y  hasta  cierto punto, relativamente seguros de sus efectos.

Antes de establecer aquí las indicaciones de Steiner para examinarlas, es bueno revisar algunas de las ideas y especulaciones más actuales que se están exponiendo en los medios de comunicación sobre este coronavirus (un nombre genérico para un virus que se origina en un animal y se transfiere a los humanos), teniendo en cuenta que este contenido de información es, en su mayoría, parte de la hegemonía materialista moderna.

La habitual información errónea sobre las influenzas sigue dominando -a pesar de las indicaciones de Steiner de hace cien años-: que la enfermedad se transmite por las características del virus (no es así, dice Steiner, esto se tratará más adelante); que la fuerte guerra higiénica es necesaria; que la contención es esencial, etc. 

Además  de  las  ideas  que  circulan,  también se  especula  que  esta  enfermedad (no  la llamaré virus porque no es así como se transmite) podría haber sido “creada en un laboratorio. Esto puede o no ser así. El tiempo lo dirá. Y, si es así, una vez que comprendamos las indicaciones de Steiner, puede que no importe, de todas formas, en el sentido de mantenerse realtivamente seguros.

Luego, está la idea de que dondequiera que hayamos tenido estas pandemias modernas, han tendido a originarse dondequiera que la radiación por alta tecnología ha sido un factor. En este caso, se dice que el primer despliegue de la tecnología 5G tuvo lugar en la provincia de Wuhan. Este hecho podría ser una consideración muy importante, pero el tema de la radiación tecnológica invasiva debería ser motivo de otro artículo. En cualquier caso, las indicaciones de Steiner seguirían siendo de suma importancia.

Las indicaciones de Steiner sobre las enfermedades parecidas a la gripe 

Cualquiera  que  se  pregunte  sobre  el  Covid-19,  o  cualquier  otra  enfermedad  parecida  a  la gripe,  puede  descubrir  información  más  relevante  sobre  salud  y  enfermedad  en  el
material  de  Steiner,  que  lo  que  está  disponible  en  otros  lugares,  en  términos  de comprensión del panorama general.

Si   seguimos   las   indicaciones   dadas   por   Steiner,   tras   examinar   todo   el   material antroposófico y luego analizarlo con detenimiento, llegamos a los siguientes acuerdos:

• El origen del Covid-19 probablemente sea la degradación del campo astral general de la  zona  (y  de  muchos  de  sus  propios  habitantes)  debido  al  sufrimiento  de  los animales. La industria agrícola en China, desde hace tiempo, ha degradado de forma masiva la calidad de vida de los animales.

• Tanto el trabajo de experimentación en el laboratorio de Wuhan como el mercado local de carne animal, contenían sufrimiento animal o productos de carne animal. En la mayoría de los trabajos de laboratorio, el sufrimiento suele ir implicado de la experimentación con animales, así como el confinamiento en jaulas. En el caso del mercado de animales, sabemos que la venta de carne de animales puede suponer sufrimiento por un encierro indebido, Steiner afirmó que el sufrimiento de los animales sigue vivo en la carne. A su vez, ese sufrimiento persiste en los cuerpos astrales de los humanos que consumen la carne, hasta que sea purgada. Una forma de purgar el cuerpo astral del sufrimiento, es contrayendo una enfermedad grave.

• En resumen, el sufrimiento de los animales producidos masivamente vive en la carne, huevos, etc., y se transfiere a los cuerpos astrales humanos.

• El   virus,   en   sí   mismo,   no   transmite   la   afección,   simplemente   la   acompaña

(ampliaremos esto más adelante).

•    La condición se transmite a través del cuerpo astral humano a las conexiones del cuerpo astral, o incluso sólo a través del campo astral general cuando la suficiente carga se acumule.

• También hay otros factores a considerar que inducen a contraer la infección, tales como: ingesta de imágenes “horribles”1 (común en videojuegos y muchas películas); ingesta excesiva de  proteínas;  un  pensar  frío  y  abstracto  (las  actividades antroposóficas son un gran antídoto para esto); miedo a la enfermedad; miedo o trauma incrustado en el alma; el karma de la vida pasada, derivado de haber estado involucrado con demasiado pensamiento materialista, el uso inmoral de sabiduría secreta oculta o con actividades envolventes que sean degradantes para el alma.

Quiero añadir aquí que, aunque uno podría tener esta lista “cubierta”, también puede contraer una enfermedad respiratoria por necesidad de limpieza (de toxinas, carcinógenos, etc.). Entonces, la enfermedad es una bendición y ayuda a prevenir cosas peores (noten el aumento del cáncer, debido, en parte, yo diría, al uso de la vacuna contra la influenza).

Teniendo en cuenta las consideraciones anteriores, una vez que una persona se compromete y responde a la lista de factores, si él o ella enferma, puede tomarse como una bendición; la enfermedad puede ser el remedio a nivel del alma. La antroposofía, el súper remedio de nuestro tiempo, es algo en lo que podemos involucrarnos, así como sus ejercicios meditativos.

Aquellos que consumen carne y huevos criados de forma masiva, o cualquier alimento que contenga una carga energética de sufrimiento animal, son los que tienen más probabilidades de contraer la enfermedad o al menos de padecerla de peor manera.

Mientras tanto, algunas preguntas clave son: ¿qué se está encubriendo mientras se enfoca la atención tan intensamente en este tema? Tiene que haber alguna agenda encubierta. O, ¿es el caso, como algunos han sugerido, de que los poderes ocultos quieren promover un régimen de cambio económico a la moneda digital, dado que la vorágine financiera que se vislumbra promete allanar el camino hacia este nuevo sistema radical?

Y podemos preguntarnos: ¿hasta qué punto el miedo desenfrenado en la humanidad esta contribuyendo al poder de la pandemia? Miedo evidenciado en la manera en como están respondiendo las multitudes: compras masivas de cubrebocas o permitiendo que sus espacios sean rociados de sustancias venenosas (¿y para matar qué?).

O tras  consideraciones  desde  la  perspectiva  de  la  ciencia  espiritual.

Considere esto: si la enfermedad no se transmite por el virus, todo este enfoque sobre el virus es una cortina de humo. El virus simplemente sigue su paseo.

Steiner describe la situación de la siguiente manera: cuando llueve, el agua se acumula, las ranas se aparean y llenan el lugar con su incesante croar, pero no decimos que las ranas causaron la lluvia. Decir que el virus causa la enfermedad, es cometer el mismo error. Debido a nuestra perspectiva materialista, creemos que debe ser una cosa, un virus en este caso, lo que causa la enfermedad.

Luego,  recordando  la  lista  de  Steiner,  esas  150  mil  personas  que  contrajeron  la enfermedad (a mediados de marzo) probablemente tenían sus cuerpos astrales comprometidos: comieron carne producida de manera masiva, se expusieron a imágenes “horribles”1, llevaban consigo miedos y/o traumas, se mantenían esclavizados por pensamientos materalistas, o simplemente necesitaba una depuración.

Si todo lo anterior es cierto, y hay una gran probabilidad de que así sea, dada la rigurosa y confiable veracidad del material de Steiner: ¿cómo podemos transmitir esta información al público en general? ¿Hasta qué punto la mayor parte de la humanidad tiene que permanecer en la oscuridad sobre todo esto, con el fin de que la historia se desarrolle y la gente coseche lo que aparentemente necesita, andando el duro camino allanado por la agenda materialista?

Un punto central en un artículo incluido en The Best American Science and Nature

Writing, de 2019, llamado “Paper Trails: Living and Dying with Fragmented Medical Records”, es que el “error médico” es la tercera causa de muerte en los Estados Unidos, después  de  las  enfermedades  cardiovasculares  y  el  cáncer2.  Con  esto  en  mente  y revisando las indicaciones de Steiner sobre las enfermedades parecidas a la gripe, consideremos el trabajo del médico ucraniano, Konstantin Buteyko3, quien indicó que muchas de las enfermedades requieren, NO un aumento de oxígeno, como lo señala el protocolo médico (el asma es una, pero también varias otros son afectadas por esto), sino permitir que el cuerpo aumente su nivel de CO2 de forma natural.

Entonces podríamos preguntarnos si muchas de las muertes de pacientes que contrajeron Covid-19 podrían deberse a un error médico. Esta idea se me ocurrió cuando vi la imagen de un médico chino que murió mientras se le administraba una máscara de oxígeno; pero esto nos lleva a un reino complicado, en el que el conocimiento médico se enfrenta a sus propios límites. Cada vez más, se nos pide que asumamos la responsabilidad de nuestra propia salud y bienestar.

Otras  consideraciones  derivadas  de  la  ciencia  espiritual .

Siempre hay más que considerar. Steiner afirmó que una mayor disposición a contraer enfermedades infecciosas proviene de malos hábitos en una vida anterior. Da el ejemplo de  la  invasión  de  los  Hunos  en  Europa,  fundamental  para  generar  la  lepra.  Las degeneradas fuerzas astrales de los Hunos (que, a su vez, fueron resultado de un estado caído en el que vivió una civilización anterior, cuya sabiduría oculta había sido traicionada y mal utilizada) afectaron a los europeos, cuyo miedo y terror los puso en riesgo y abrió la puerta al impacto astral. Los europeos que fueron más afectados por la enfermedad, también tenían sus vidas pasadas comprometidas.

Otro elemento clave en el ámbito de la reencarnación es que una persona con un pensamiento materialista, será más susceptible a contraer enfermedades infecciosas en la siguiente vida. El escenario completo es complejo. Si uno resulta ser portador de una “cuenta negativa” de una vida pasada, entonces hay un precio que pagar. Dicho esto, el resultado es realmente el mejor posible, ya que da la oportunidad de llegar a un equilibrio en el viaje general de esta vida -esta vida de increíble belleza y sabiduría, diseñada por seres superiores de máxima perfección.

Steiner describió cómo el origen de una epidemia puede surgir de un campo astral degradado por la falsedad. “Imaginemos un pueblo compuesto enteramente de mentirosos; el plano astral estaría poblado únicamente por los correspondientes demonios, y estos serían capaces de expresarse en una propensión a epidemias. Así, hay cierta especie de bacilos que son los portadores de enfermedades infecciosas; estos seres son la descendencia de las mentiras dichas por los seres humanos; no son más que demonios encarnados físicamente, generados por mentiras”. (GA 99 – L.6)

Steiner también dijo: “aquí no se dirá nada en contra de la teoría bacteriana, que hasta cierto punto es muy útil. En las diversas formas en que las bacterias surgen aquí o allá, uno puede descubrir naturalmente muchas cosas; para propósitos de diagnóstico uno puede obtener mucha información. De ninguna manera quiero decir nada en contra de la medicina oficial, excepto que necesita ser aumentada y desarrollada más allá de ciertas fronteras, y esto podrá ser cuando incorpore los puntos de vista de la Antroposofìa”. (GA319 – Polaridades en la salud).

Steiner comparó las antiguas creencias supersticiosas con la teoría científica moderna de los gérmenes: “Yo no tengo ningún deseo de mantener las antiguas supersticiones… ni de apoyar las modernas supersticiones de que bacilos y bacterias causan las diferentes enfermedades. Hoy día no necesitamos considerar si nos enfrentamos a los resultados de las  supersticiones  espirituales  de  tiempos  antiguos  o  a  las  supersticiones  del materialismo”. (GA 314 – La higiene, un problema social).

Aquí, Steiner lo está deletreando. Debido a que vivimos en tiempos materialistas, nos adherimos a las supersticiones del materialismo. Por lo tanto damos rienda suelta a las fuerzas generadoras de pánico. Imaginen cómo sería todo si la humanidad se sintonizara con  la  realidad  de  la  situación.  Abrazaríamos la  ciencia  espiritual,  ponderaríamos las indicaciones dadas por Steiner y comenzaríamos a honrar el reino astral, en lugar de seguir atacándolo.

Una vez que la conciencia se libere de las ilusiones en que ahora se centra, ¿en qué ámbito de pensamiento incursionaríamos? En el siguiente extracto, Steiner retrata cómo cualquiera de los dos extremos de la mentalidad humana, el miedo o el amor, puede manifestarse: “Todos los parásitos son de origen luciférico o ahrimánico… Hay algo, como he dicho, muy útil para las criaturas ahrimánicas cuando infestan el cuerpo humano. Supongamos que estamos viviendo el momento de una epidemia o una plaga. Naturalmente, en esos momentos, cuidamos de los demás, se crea un fuerte sentido comunitario o de cooperación entre personas; por las condiciones kármicas, puede ser que aquel cuya vida individual parece hacerlo el menos probable de contraer la enfermedad, cae presa de ella… Si vivimos entre los enfermos o moribundos y tenemos que absorber estas imágenes que nos rodean y después nos vamos a dormir con estas imágenes en nuestra mente, y si no hay otra cosa que se vincule con ellas más que miedo egoísta, entonces estas imágenes que surgen en el alma durante el dormir, se llenan deeste miedo egoísta, lo cual posibilita que fuerzas dañinas entren en el cuerpo humano. Las imágenes de miedo son realmente fuerzas que impulsan esto… Cuando una noble actitud está presente, de modo que el miedo egoísta se retira y prevalece la ayuda amorosa con los demás, y pasamos a la vida del dormir, no con imágenes temerosas, sino con los efectos surgidos de la ayuda amorosa, esto significa la destrucción de los enemigos ahrimánicos de la humanidad. Es muy cierto que acrecentar esa actitud podría poner fin a las epidemias, si regulamos nuestra conducta en consecuencia”. (GA 154 – How the Spiritual World Interpenetrates the Physical)

Pensamientos finales

Los que estudian la ciencia espiritual de Rudolf Steiner y se adhieren a sus indicaciones, les irá mejor que a las mayorias. No contraerán la enfermedad, o saldrán inmunes y más fuertes que nunca.

Además, hay remedios que pueden ayudar a que las fuerzas sutiles del cuerpo estén en equilibrio, y así trabajar en los elementos formativos subyacentes del propio sistema. La ciencia  materialista  de  nuestro  tiempo  (una  ciencia  que  se  alía  con  una  millonaria industria farmacéutica) sostiene que los remedios homeopáticos son placebos y que los que los usan (por ejemplo, me viene a la mente el medicamento Infludo de Weleda) no están en contacto con la realidad.

¿Pero quién en nuestra era moderna está en contacto con las verdaderas corrientes que subyacen a esta pandemia?

Actualmente, una cuestión más importante que Covid-19, es el clima mundial de miedo que está prevaleciendo. El manejo del miedo podría abarcar un artículo aparte, pero podemos resumirlo así: La generación masiva de miedo está creando un mar de terror e ilusión. Esto desgasta el campo astral compartido por la humanidad y también el de la Tierra.

Los individuos son llamados a protegerse de sus efectos, tanto cuando estamos despiertos como dormidos (cuando dormimos, nuestro cuerpo astral y nuestro yo se separan del cuerpo físico y etéreo, y viajan por el reino astral, encontrando las fuerzas oscuras del materialismo de nuestro tiempo, y ahora esta carga añadida de miedo. ¿Han notado una energía más densa al despertar desde que Covid-19 se hizo global?

Algunas formas en las que podemos despojarnos del miedo (y del materialismo), e incluso contribuir a revertir la masa oscura del campo astral pueden ser: el estudio diario de Antroposofía, que altera la conciencia de una manera efectiva y beneficiosa; practicar los ejercicios   propios   del   camino   espiritual   antroposófico   (ver   Cómo   se   alcanza   el conocimiento de los mundos superiores, por ejemplo, y hay otros títulos); acercarnos a la meditación que comienza Tenemos que erradicar del alma todo miedo y temor…4; explorar la manera en que la ilusión, la Maya, interviene en estos temas, y discernir lo que realmente  está  sucediendo,  en  el  mundo  y  en  el  reino  espiritual  adyacente  a  estos sucesos, y agradecer tanto por los temas que se están presentando como por el clima de oscuridad con el que tenemos que lidiar, porque es en el encuentro con este tipo de cosas que se nos presenta la oportunidad de despertar las fuerzas durmientes en nuestro interior, y de actuar a partir de la compasión que podemos sentir por el otro frente a este desafío.

Estos aspectos son solo algunas formas de proceder. Podemos ir más allá de las preguntas y habrá mayores descubrimientos.

Notas:

1 – En el tema de la ingesta de imágenes “horribles”, Rudolf Steiner afirmó que los antropósofos pueden ver películas, pero deberían obligarse a “rebobinar” la película después mediante una disciplina meditativa similar a la revisión diaria en el noche. Esto significa un ejercicio mental de 10 a 15 minutos de revisión de la película al revés. De este modo,  se  limpia  dicha  experiencia  del  cuerpo  astral,  reduciendo  así  el  nivel de”riesgo/compromiso” en la envoltura astral.

2 – Hay quienes argumentan que el error médico es la causa número uno de muertes en Occidente. Esto se vuelve posible cuando añadimos a las tasas de mortalidad oficiales los casos en los que la causa de la muerte de un paciente es un “ataque al corazón” o un “riñón colapsado”, y así sucesivamente, cuando la causa subyacente puede ser la prescripción excesiva de farmacéuticos o la aplicación de prácticas cuestionables (a la luz de la ciencia espiritual).

Para la información inicialmente derivada para este artículo sobre las tasas de mortalidad y las cuestiones relacionado con el error médico en los EE.UU., ver “Paper Trails: Living and  Dying  with  Fragmented  Medical  Records“,  de  la  edición  2019  de  Best  American Science      and      Nature      Writing:      https://undark.org/2018/09/24/medical-records-fragmentation-health-care/

3 – El médico ucraniano, Konstantin Buteyko, fue pionero en un ejercicio de respiración particular que, al ser usado por los asmáticos, les permitía prescindir de sus inhaladores y vivir libres de fármacos, debido al aumento natural de CO2 en su sistema.

La teoría que sostenía Buteyko es que el espíritu de alguien con asma induce la condición asmática porque la persona necesita un nivel más alto de CO2  así que la respiración es restringida para que esto ocurra. Los médicos interfieren y suministran el oxígeno para vender los  inhaladores  que  usarán  el  resto  de  sus  vidas,  creando  un  círculo  vicioso.

4 – Este texto [llamado en inglés The Courage Meditation] comienza con las palabras: “Debemos erradicar del  alma  todo  el  miedo  y  temor” e  incluye  otra  línea  que  dice: “Espíritu de Dios llena mi yo…” Estos dos en combinación tienen poderosos efectos en la limpieza de nuestro cuerpo astral, y también antes de ir a dormir. Bendecirás el campo astral compartido con estas prácticas y tendrás un mejor descanso.

Josef Graf ofrece 16 temas diferentes en Antroposofía en el Valle de Cowichan en la Isla de Vancouver, BC. Lo puedes contactar en: jgraf5@yahoo.ca

A continuación te compartimos un video-resumen de este artículo, esperando que lo disfrutes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *