REFLEXIONES PARA EL ALMA Rudolf Steiner

Reflexiones para el Alma

Spread the love

REFLEXIONES PARA EL ALMA es una recopilación de textos de Rudolf Steiner que a lo largo de los años hemos ido publicando en nuestra página de Facebook. Aquí presentamos el primer capítulo de esta serie esperando que estas palabras llenas de sabiduría resuenen y enriquezcan las almas de quien lo escuche.

LA CONCEPCIÓN MATERIALISTA DEL MUNDO

La concepción materialista del mundo no es necesariamente verdadera, pero contiene una verdad intrínseca. De esta verdad intrínseca se puede decir lo siguiente: lo que la concepción materialista del mundo expone acerca de los hombres se tornaría realidad si esa concepción triunfara. y está en manos de los hombres el no permitir que el materialismo triunfe, gracias a otra concepción del mundo. La cuestión no es tan simple: no se puede decir que la concepción materialista del mundo es falsa; sino que la situación es ésta: está en manos de los hombres vencerla, no mediante los débiles pensamientos de la refutación, sino mediante la acción. Y cuanto más personas se encuentren que abran sus ojos a lo espiritual, tanto más serán las que comprendan que se puede impedir que el materialismo cobre realidad, que la posibilidad del materialismo sea refrenada.

El Movimiento Oculto del Siglo XIX y su relación con la cultura Mundial.

EL ARCHÄUS DE PARACELSO

Hablando del “Archäus como lo hacía Paracelso, o como nosotros hablamos del cuerpo etéreo humano, se toma en consideración algo que existe, pero cuyo origen no se estudia. Para estudiar su origen, habría que decir: el hombre posee un organismo físico que esencialmente está constituido por fuerzas provenientes de lo terrestre, y también posee un organismo etéreo que por su esencia está constituido por fuerzas que actúan desde el cosmos.
Nuestro organismo físico es, en cierto modo, un sector de la organización de toda la tierra. En cambio, nuestro cuerpo etéreo, lo mismo que el “Archäus” de Paracelso, es un sector de aquello que no forma parte de la tierra, sino que actúa sobre lo terrestre desde todas las direcciones del cosmos.

Fundamentos de la medicina de Orientación Antroposófica.

HOMERO

Muchos son los secretos que yacen detrás del nacimiento de los mundos y estos secretos son estremecedores. Antaño vivió Homero.
¿cómo se convirtió Hornero en Homero? Se convirtió en Homero porque un espíritu superior lo conducía. Hornero sabía esto. Es por eso que sus poemas no comienzan con las palabras: yo canto; sino que comienzan con las palabras: “Canta, oh Musa …”. Esto debe ser tomado con toda seriedad. El sabía que un espíritu superior lo inspiraba.
Si Hornero vuelve a encarnarse, se encarnará el “hombre”, pero no el espíritu que en aquel entonces lo guiaba; este espíritu que inspiraba a Hornero será encontrado en lo etérico; o el espíritu que inspiró a Sócrates, a Platón, en la medida en que ellos fueron inspirados. Debemos comenzar a comprender el mundo espiritual a través de la Ciencia Espiritual. Lo demás vendrá por sí solo.

El Movimiento Oculto del Siglo XIX y su relación con la cultura Mundial.

TÁNTALO

En la figura de Tántalo, el mito griego ha representado en forma muy hermosa, ese desprecio por la comprensión del mundo espiritual. Fue él a quien los dioses habían presentado manjares, pero sin que los pudiera alcanzar; luego, ellos observaban su intenso sufrir.

Hoy abundan los Tántalos: son todas las almas materialistas indiferentes a la comprensión del mundo espiritual; todas ellas son Tántalos.

Así, ante cada instante de su vida sienten: ¿para qué hice esto o aquello? Observen que prontamente viene uno de esos espíritus destructivos y se lo arrebata, dejándoles con la sensación: “en realidad lo hice en vano”. Naturalmente, todo eso es ilusión, pero las almas sufren las angustias de Tántalo porque los espíritus destructivos hállanse cerca. Dado que no supieron adquirir comprensión, no pueden reconocer que toda nuestra vida terrenal desde el nacimiento hasta la muerte, carecería de sentido si no estuviera compenetrada por los espíritus de las Jerarquías superiores; pero en su retrospección, no pueden ver a esos espíritus jerárquicos, y por eso todo les parece carente de sentido.

El Movimiento Oculto del Siglo XIX y su relación con la cultura Mundial.

PENTECOSTES

En aquel momento, los apóstoles tuvieron la sensación de un despertar, la sensación de que durante mucho tiempo habían vivido en un inusitado estado de conciencia. Efectivamente, fue cual un despertar de un profundo sueño, pero un sueño extraño, un estado onírico, de tal manera – estoy hablando del estado de conciencia de los apóstoles mismos – que en todo momento, como hombre regularmente sano, se cumple con los quehaceres
cotidianos, de modo que los demás ni se dan cuenta de que uno se halla en otro estado de conciencia. De todos modos, llegó el momento en que los apóstoles tuvieron la sensación de haber pasado varios días en un estado de ensoñación, del cual despertaron con el acontecimiento de Pentecostés. Este despertar lo experimentaron de un modo singular: tuvieron la sensación de que del universo hubiera bajado sobre ellos algo que sólo podría llamarse la substancia del amor cósmico. Los apóstoles sintiéronse como despertados del citado estado onírico y fecundados desde lo alto por el amor que impera en todo el universo. Tuvieron la sensación de haber sido despertados por todo aquello que como la prístina fuerza del amor compenetra y da calor al universo, como si la prístina fuerza del amor hubiera penetrado en el alma de cada uno de ellos. A los demás, al observarlos como entonces hablaban, les causaba una extraña, impresión; pues sabían que los apóstoles habían vivido, hasta entonces, de una manera sumamente sencilla, si bien en los últimos días algunos se habían comportado de un modo algo extraño, como sumergidos en la ensoñación. Pero ahora parecieron hombres transformados, que efectivamente habían adquirido un estado del alma totalmente nuevo; hombres que habían dejado atrás toda estrechez y todo egoísmo de la vida, y que habían ganado infinita amplitud del corazón y extensa tolerancia interior, junto con una profunda comprensión por todo lo humano sobre la tierra. Además, tuvieron la capacidad para expresarse de tal manera que cualquiera los entendía. En cierto modo dieron la impresión de que eran capaces de mirar en el
corazón y el alma del prójimo para descubrir los profundos secretos del alma y poder confortar y decir lo que cada uno necesitaba.

El Quinto Evangelio.


“Si el médico progresa en su vida meditativa, si él logra actuar en concondancia con su vida meditativa, de tal manera que se sienta a sí mismo como hombre meditante, llegará cada vez más a obtener un concreto conocimiento de si mismo, cuando en la vida se trata de tareas positivas, como por ejemplo la de curar.”

Fundamentos de la Medicina de Orientación Antroposófica. Rudolf Steiner.

Imagen: “EL ANGEL MÉDICO” Allegories of the Medical Profession, 1587.

ELEMENTO MUSICAL

“Cuando el hombre vive en el elemento musical, vive en un reflejo de su patria espiritual. En ese reflejo el alma encuentra la más íntima relación con el elemento primordial del hombre. Por eso la música influye tan profundamente en el alma; porque siente el eco de lo que ha experimentado en el Debachán. Se siente en su propia patria”.

LA ENFERMEDAD

Rudolf Steiner dijo: “No existe ninguna posibilidad de evadirse de una enfermedad, si se quiere tener salud. Toda posibilidad de hacerse fuerte ante las influencias exteriores proviene de la posibilidad de estar enfermo. Por lo tanto, la enfermedad es la condición necesaria para la salud. La consecuencia y el don que ofrece la enfermedad, es precisamente, la necesidad de que el individuo se haga fuerte por medio de ella. Si queremos tener, tanto la fortaleza como la salud, hay que aceptar entonces la enfermedad como la condición previa indispensable.”

PENSAR, SENTIR, ACTUAR.

“Mediante el cuerpo, el hombre puede ponerse en relación momentánea con los objetos; mediante el alma, conserva las impresiones que éstos le han causado y, mediante el espíritu, se le revela el íntimo contenido de los mismos objetos. El hombre es habitante de tres mundos. Mediante su cuerpo pertenece al mundo que percibe por medio de ese mismo cuerpo; mediante el alma se construye su propio mundo, y por medio del espíritu se le manifiesta un mundo superior a los otros dos.”

Teosofía (1904)

PINTURA TERAPÉUTICA
Breves consideraciones

“Podemos estudiar al ser humano según lo que la ciencia de los últimos tres o cuatro siglos pudo producir como tal, pero llegaremos sólo hasta determinado punto, como máximo hasta el organismo físico. Si intentamos alcanzar los miembros más elevados de la naturaleza humana, no lo conseguiremos a no ser que demos lugar en el mundo a una comprensión artística del ser humano. Porque el propio mundo crea artísticamente, crea en forma espiritual. De manera que nadie en su concepción íntima podrá entender al ser humano si no logra transportar el conocimiento científico hacia la dimensión artística”,

Rudolf Steiner en una conferencia el 24 de agosto de 1923.

MOVIMIENTO ESPIRAL

Al observar el crecimiento vegetal, desde la tierra hacia arriba, se nota en primer lugar un movimiento espiral en cuanto al proceso de formación de las hojas, como asimismo de las flores. Las fuerzas formativas de la planta en cierto modo obedecen a un movimiento espiral alrededor del tallo. Este movimiento espiral no debe fundamentarse en energías inherentes a la planta, sino que se debe al influjo de lo extraterrestre, principalmente a la influencia de la órbita aparente del Sol debe considerarse como relativo. En cierto modo, es absolutamente posible estudiar, y hasta según mejores puntos de apoyo que los pensamientos matemáticos de Galileo, la órbita de las estrellas, sobre la base del movimiento de los procesos formativos vegetales, pues la planta imita fielmente lo que hacen las estrellas.

Fundamentos de la Medicina de Orientación Antroposófica.

LA DUALIDAD. FORMARSE Y DEFORMARSE.

“Nuestra vida se basa en que constantemente tendemos a destruir, a disolver en nosotros lo que nos da forma, y que esta forma constantemente propende a restablecerse por lo que le llega del cosmos.
Con otras palabras: vivimos como hombres debido a la tendencia a deformarnos constantemente en cuanto a nuestra configuración, y que el cosmos vuelve a corregir, siempre de nuevo, estas deformaciones. Se trata de una dualidad que en el hombre se manifiesta como un formarse y un deformarse, y que, como dualidad, actúa en la organización humana”

Fundamentos de la Medicina de Orientación Antroposófica.


Lo que el hombre obtiene en las regiones superiores del mundo suprasensible no es nada que afluya hacia él, sino que emana de él, es decir, el amor para con el mundo al que pertenece. Nada le faltará en el sendero negro de cuanto el egoísmo pueda ansiar, antes al contrario, ya que este sendero satisface el más completo egoísmo y atraerá, sin duda, a aquellos que sólo busquen su felicidad personal puesto que para ellos es, efectivamente, el sendero apropiado.

Ninguno espere, por lo tanto, que los ocultistas del sendero blanco le den instrucciones para el desarrollo egoísta de su propio yo. Ellos no tienen el menor interés por una felicidad individual que puede alcanzar cualquiera por sí mismo: no es su misión acortar el camino; la única preocupación de los ocultistas blancos es el desarrollo y la liberación de todo ser humano y de todas las criaturas que acompañan al hombre.

“Cómo conocer los mundos superiores”.

ACERCA DE LA CREACIÓN ARTÍSTICA

Cuando en la creación artística o en la creación humana en general, uno se entrega a las fuerzas creadoras de la naturaleza, se encuentra con que las cosas adquieren vida propia y terminan siendo algo completamente distinto a la intención puesta en ellas originalmente.
Las fuerzas creadoras de la naturaleza trabajan desde el infinito, dando lugar a que siempre de nuevo puede descubrirse más de lo que estuvo en el inicio, y algo similar ocurre cuando en el trabajo artístico uno se vincula con esas fuerzas y potencias creativas de la naturaleza.
No se plasman entonces sólo impulsos limitados, sino que llegamos a convertirnos en una especie de herramienta para los poderes creativos del mundo, y la tarea florece ciertamente mucho más de lo que aportó la intención original.

Las artes no han nacido meramente de propósitos humanos concebidos por el entendimiento, ni han surgido jamás del principio de imitar de un modo u otro a la naturaleza en alguno de sus ámbitos, sino que nacieron siempre a partir de la reunión de corazones humanos capaz de recibir impulsos del mundo espiritual y de sentirse instados a encarnar estos impulsos, a realizarlos mediante esta o aquella materia externa.
Se puede demostrar para cada una de las artes en particular: arquitectura, escultura, pintura, música, etc., cómo llegaron a los hombres ciertos impulsos espirituales desde los mundos superiores, cómo recibieron estos impulsos ciertas naturalezas especialmente aptas, y cómo algo que cual atisbo de mundos superiores pasaba a la creación humana en el mundo físico, fue lo que produjo las artes.
Posteriormente, las artes en la mayoría de los casos han proseguido su desarrollo de tal modo que se han hecho naturalistas, perdiéndose los impulsos originales y apareciendo una especie de imitación externa. Pero el origen de las artes ciertamente nunca surgió de la imitación externa.

Hoy día – y quiero presentar esto sólo como un caso -, cuando por ejemplo el escultor o el pintor han de reproducir la entidad humana, en lo que primero se piensa es en cómo ejecutar esa reproducción según un modelo. Es absolutamente demostrable que el arte de la escultura, que alcanzó su cima en Grecia, no surgió al trabajar según un modelo, imitando la apariencia sensible externa, sino que precisamente en la época en que se produjo el florecimiento de la escultura griega, el hombre aún sentía en sí algo de su cuerpo etérico, que contiene las fuerzas realmente formativas y responsables del crecimiento en el ser humano.
En la mejor época griega el hombre descubre lo que significa situar un brazo y una mano en determinada actitud con ayuda del cuerpo etérico y percibe la posición y colocación de los músculos en esa postura. Vivenciaba internamente, por así decirlo, la amplitud del brazo, la fuerza extensiva del brazo, la fuerza extensiva de los dedos. Y esta vivencia interna es lo que reproducía por medio de su material.
Lo que el escultor griego confiaba a la materia, lo que imprimía en el barro o en la pasta de modelar, no era algo contemplado externamente con los ojos – ‘así va esta línea, esta superficie’ -, sino que se trataba verdaderamente de una vivencia interna, emulación de las fuerzas creadoras de la naturaleza.

Y así sucede en cada arte: los seres humanos son invitados a mirar por las ventanas que conducen a lo espiritual y a bajar a la Tierra lo que vive en los mundos superiores. La práctica artística no puede surgir meramente de la producción formal externa, sino que debe ser una práctica de lo físico, lo anímico y lo espiritual.

Euritmia, lenguaje visible del alma.

ARCÁNGEL MIGUEL

“Los verdaderos pensadores son los que sirven a Miguel, a quien ellos consideran como el regidor del pensamiento cósmico. Miguel en efecto libera los pensamientos del yugo del cerebro y le abre el mundo del corazón… En él la imagen del mundo se vuelve revelación llena de sabiduría que desvela el intelecto del mundo cuál divina acción universal. En esta acción universal, vive la rapidez del Cristo por la humanidad; a través de la revelación universal de Miguel, tal rapidez puede revelarse así al corazón de los hombres.”

Detalle de San Miguel en grabado de Hieronymus Wierix, copiando el modelo de Marteen de Vos.1586.

La Comunión Espiritual de la Humanidad.

“Ahora, así como hoy en día nosotros tenemos escuelas y colegios, en aquellos tiempos había Misterios institucionales en los que el arte, la ciencia y la religión no estaban separados. No se hacía distinción entre la creencia y el conocimiento. El conocimiento llegaba en la forma de imágenes; pero la creencia se basaba firmemente en el conocimiento. Tampoco se hacía ninguna distinción entre lo que los hombres convertían con diversos materiales en obras de arte, y lo que adquirían en forma de sabiduría. Hoy en día la distinción se hace diciendo: Lo que el hombre adquiere en forma de sabiduría debe ser verdad; pero lo que él encarna en sus materiales como pintor, escultor o un músico — eso es fantasía!”.

Dornach, 23 de diciembre 1922. GA 219

EL PENSAR

“En el pensar nos es dado el elemento que une en un todo nuestra personalidad individual con el cosmos. En cuanto tenemos sensaciones y sentimos o incluso percibimos, somos seres individuales; en cuanto pensamos, somos el ser universal que todo lo penetra. Esto es la causa profunda de nuestra naturaleza dual. Vemos surgir en nosotros una fuerza absoluta en devenir, una fuerza universal, pero no la reconocemos como procedente del centro del mundo. Como nos encontramos en un punto de la periferia. Si conociéramos su procedencia se nos revelaría, en el instante en que despertamos a la conciencia, todo el enigma del mundo. Como nos encontramos en un punto de la periferia, y encontramos nuestra propia existencia sujeta a límites específicos, tenemos que aprender a conocer la esfera que se halla fuera de nuestro propio ser por medio del pensar que, desde el universo, penetra en nosotros”.

La Filosofia de La Libertad.

4 comentarios en “Reflexiones para el Alma”

  1. Miguel López Manresa

    Bella voz la de Caro. Felicidades. Sin embargo, en la reflexión sobre Miguel. ¿Podríais explicarme lo de la “rapidez” de Cristo? ¿No hay algún problema en la traducción? ¿podrían indicarme en qué conferencia o escrito se halla esa frase y así averiguado si hay un error en la traducción? gracias. Pueden indicarlo como respuesta al comentario o al correo electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *