Zarathustra

Spread the love

ZARATHUSTRA

Foto del cuadro de Ambroggio Bergognone  (1453-1523) . Representa a los dos niños Jesús.  

Por A.A.A.
 
     Durante la antigua época de la Atlántida, los adeptos del Oráculo del Sol habían sido iniciados en los hechos de un  elevado Ser Solar.   Toda la antigua cultura Atlante y también la cultura post Atlante procedió de él. El «Manú», como se llamaba a este líder del Oráculo Solar (aunque el nombre  no importa mucho) no eligió a los que serían primeros representantes de la cultura post Atlante de entre los eruditos, científicos o clarividentes y magos para esa época. Las personas que estaban dotadas de conocimientos espirituales y psíquicos (similares a los científicos y eruditos actuales), no las consideraba adecuadas. Eligió gente bastante sencilla que había comenzado a perder la facultad de clarividencia. Ese fue el momento en que la conciencia clarividente, dio paso gradualmente a una plena conciencia de sí mismo, a la capacidad de dirigirse al “yo” en uno mismo. Reunió a su alrededor a aquellos que eran capaces de funcionar intelectualmente, aquellos que absorbieron y desarrollaron los rudimentos de la aritmética. Eran los despreciados, los que no sabían nada (en opinión de sus dirigentes). Sin embargo, fueron ellos con quienes el Manú viajó al santuario en el desierto de Gobi (China), de donde emanaría la cultura post Atlante.
Rudolf Steiner- GA 109- 31.5.1909- Budapest.
     El Gran Iniciado del Oráculo del Sol viajó a los otros Oráculos Atlantes (Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno) para recoger y llevar consigo los siete cuerpos etéricos de los más grandes iniciados atlantes. Luego escogió una serie de seres humanos que se convertirían en aptos para la cultura venidera. Les enseñó para que fueran cada vez más capaces y puros. Lo que resultó puede considerarse un arte. Después de algún tiempo, fue posible incorporar los cuerpos etéricos de los siete   iniciados de los antiguos Oráculos Atlantes, en siete seres humanos. Con respecto a sus yoes, su poder de juicio, etc., eran personas sencillas cuya existencia carecía de significado desde un punto de vista externo. Sin embargo, llevaban en su interior los cuerpos etéricos de los siete iniciados más importantes. Estos cuerpos etéricos se habían infundido en estas personas, lo que les permitió dar las grandes y poderosas visiones y verdades de la evolución a través de la inspiración llegada desde lo alto. 
     El Manú envió a estos siete portadores de sabiduría a la India, donde la gente aun mantenía una comprensión de los mundos espirituales. Allí todavía tenían el sentimiento y la sabiduría de haber emanado de un mundo espiritual primordial. Todo el mundo físico se les apareció como maya, como una ilusión y anhelaban volver a este mundo de los dioses, a esos seres divino-espirituales con los que habían convivido una vez. A esas personas podían hablar los siete portadores de sabiduría. Fueron llamados los Santos Rishis, y ellos   inauguraron el amanecer de nuestra cultura post Atlante. 
Rudolf Steiner- GA 109 -31.5.1909- Budapest.
     Tiempos posteriores dieron a luz, no solo a pueblos destinados a mirar hacia los mundos espirituales, sino también a aquellos que querían contribuir a la fundación de una nueva cultura. Se suponía que debían encariñarse con el mundo físico y no verlo sólo como maya o ilusión. Comenzaron a comprender que este mundo físico no es más que la expresión o fisonomía del mundo espiritual que se encuentra detrás de él. Esta fue la segunda época, la antigua cultura Persa. Me refiero a la primera encarnación de Zarathustra ( alrededor del 6.000 a.C.), que fue uno de los discípulos más íntimos del Oráculo del Sol. Su tarea consistía en encontrar la conexión entre el mundo físico y el espiritual. Enseñó a sus discípulos que la esfera  del Sol es el cuerpo de seres espirituales que tienen allí su morada. Así como el Sol está rodeado por una gran aura, el ser humano está rodeado por su propia pequeña aura, que es una expresión micro cósmica de la gran aura  solar. El Sol es el cuerpo del Espíritu que se reveló en el Oráculo del Sol de la antigua época Atlante. Zarathustra contempló en una visión clarividente este Espíritu. Es el mismo Ser al que llamó Ahura Mazda.  
     Zarathustra enseñó a sus discípulos a ver a Ahura Mazda en el Sol físico y a no dejarse desviar por Ahriman. Ahriman ha vivido en el mundo físico desde el último tercio de la época atlante y ataca al alma humana a través de la percepción sensorial, es decir, desde fuera. Por el contrario, Lucifer ataca el alma desde dentro. Zarathustra tuvo que encender en los corazones de los humanos el amor por el gran Espíritu del Sol, y lo hizo con palabras poderosas e imposibles de traducir en nuestros lenguajes modernos. Todas las magníficas palabras que encuentras en los Vedas y Gathas, no importa cuán hermosas sean, no son más que una débil expresión  de las elevadas palabras originalmente pronunciadas por  él.
     En otras ocasiones Zarathustra dijo esto: “Tan grande y poderoso es Aquel que se me reveló en el Sol, que lo entrego todo por Él. Me regocijo en sacrificarle a Él la vida de mi cuerpo, la existencia etérica de mis sentidos y la expresión de mis actos ”. Tal fue el voto que hizo Zarathustra.  
Rudolf Steiner- GA 109 -31.5.1909- Budapest.
     El Cristo (El Espíritu Solar) fue conocido en todos los Misterios. En la antigua India, los siete Rishis le conocían como Vishvakarman “El que todo lo crea”, pero reconocían que se hallaba más allá de las estrellas fijas y fuera de su alcance. Posteriormente cuando Zarathustra lo llamó Ahura Mazda, estaba ya en la esfera solar. En Egipto fue conocido como Osiris. El pueblo judío lo llamó Jahve o Jehova. En la cuarta época cultural (747 a.C-1413 d.C.), vivió en la Tierra durante tres años como Jesús de Nazareth. Este es el Ser que en el futuro reunirá al Sol con la Tierra. Místicamente, Cristo se unió a la Tierra cuando la sangre brotó de sus heridas en el Gólgota. En ese momento Él aparece en el aura de la Tierra, y ha estado en ella desde entonces. 
Rudolf Steiner- GA 109- 31.5.1909. Budapest.
     Zarathustra mostró con sus enseñanzas que el Zodiaco es una línea que vuelve sobre sí misma, formando un círculo como expresión de la rotación del tiempo. En el sentido más elevado, enseñó que, mientras una rama del tiempo se adelanta hacia el futuro, la otra  vuelve hacia atrás, hacia el pasado. El círculo descrito por Ahura Mazda, el Espíritu de Luz, es lo que más tarde fue llamado el Zodiaco. Esto es expresión de su actividad espiritual. El curso del Sol a través del Zodiaco es la expresión de la actividad de Ahura Mazda. El Zodiaco es la expresión de Zaruana Akarana (el tiempo). Y Zaruana Akarana y el Zodiaco son una y la misma palabra, como Ormuz y Ahura Mazda.  
Rudolf Steiner- GA 60- 19.1.1911.Berlín.
     Existen dos corrientes de pensamiento: una procede de Zarathustra; otra de las enseñanzas antiguas de la India . Dos maneras en las que podemos elevar los poderes del alma sobre su nivel normal, para pasar del mundo de los sentidos, al suprasensible. Una es penetrar  en nuestras almas, sumiéndonos en nuestro ser interior. La otra está detrás de los velos extendidos alrededor  nuestro por el mundo físico. Ambas llevan al mundo suprasensible. Si en las experiencias de la vida del alma profundizamos en nuestro sentimiento, ideas e impulsos de forma que las potencias del alma se hacen más fuertes, descendemos místicamente hasta el “Yo”. Al pasar por esa parte  encontramos nuestra  esencia imperecedera que pasa de una encarnación a otra. Al atravesar el velo del ser interno con todos los deseos y las experiencias interiores del alma (parte  nuestra en la medida en que vivimos en un cuerpo físico) podemos  llegar a nuestra esencia eterna y entrar en el mundo del espíritu. Por otro lado, si desarrollamos poderes espirituales para que  penetren el velo que rodea al color, sonido, calor, frío y otros fenómenos físicos, el fortalecimiento de nuestras fuerzas espirituales llegará hasta los mundos suprasensibles, extendiéndose ante nosotros hasta el infinito. La primera forma es la de la Mística y la segunda el camino de la Ciencia Espiritual. Fue en una u otra de estas dos formas en las que los grandes maestros alcanzaron las revelaciones de la verdad que tenían que inculcar a la humanidad como base de la cultura.
Rudolf Steiner-  GA 60- 19.1-1911.Berlín.
     Zarathustra enseñaba así: “Fortalece las facultades de conocimiento y la comprensión de todo lo que vive, ya sea vegetal o animal; entiende todas las cosas que viven en el aire y el agua, en las alturas de las montañas o en los valles. ¡Hazte con el mundo!”. Sabemos que para el místico hindú, este mundo era Maya, ilusión; y se apartó de él con el fin de encontrar a Brahma, pero Zarathustra enseñó a sus discípulos a penetrar en el mundo a través de la comprensión y a sentir, por detrás del reino exterior de los fenómenos físicos, la realidad de un poder espiritual, activo y creativo. 
Rudolf Steiner- GA 60- 19.1.1911.Berlín.
     Zarathustra tuvo dos discípulos. A uno de ellos le reveló por medios espirituales todo lo que uno puede percibir con órganos astrales clarividentes. Este discípulo se reencarnó con el nombre de Thot, el Hermes egipcio. Al segundo discípulo le impartió verdades que se pueden conocer a través del cuerpo etérico clarividente: la sabiduría de la Crónica del Akasha. Este segundo discípulo fue Moisés, y se puede encontrar la sabiduría que  le impartió en el Libro de Moisés del Antiguo Testamento. Zarathustra, que ya había sacrificado sus cuerpos etérico y astral, pudo entregar su envoltura externa a Aquel cuya venida había anunciado una vez.
Rudolf Steiner- GA  109- 31.5.1909. Budapest.
     Zarathustra aparece de nuevo en Babilonia (siglo V a.C.) como Nazarathos, el maestro sirio, siendo contemporáneo de Buda y se convierte en el maestro (entre otros) de Pitágoras. Este, posteriormente, reencarna como uno de los tres Reyes  Magos de Oriente (Melkor) y  se convierte en discípulo de mismo Cristo en su  posterior encarnación como (Lázaro/Juan).
Rudolf Steiner- GA 109 -31.5.1909. Budapest.
El proceso  de la labor de Zarathustra al inicio de nuestra era, se puede seguir en el siguiente libro de Rudolf Steiner.
EVANGELIO DEL CONOCIMIENTO (EL QUINTO EVANGELIO)    
Se puede encontrar en la Editorial Rudolf Steiner, de Madrid (España).Y  está en preparación (consultar) en la Editorial Antroposófica de Argentina.
 

Foto del cuadro de Ambroggio Bergognone  (1453-1523) .

 Representa a los dos niños Jesús.      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *