Rudolf Steiner

Spread the love
Rudolf Steiner, considerado un Genio o un adelantado a su época, ha sido el único hombre capaz de profundizar y aportar a dos mundos aparentemente irreconciliables, a la ciencia y al Mundo Espiritual.
Fue un Filósofo, arquitecto, escultor, astrólogo, metafísico, que hizo importantísimas aportaciones a la pedagogía, parapsicología, a la agricultura biodinámica, artes plásticas, matemáticas y creador de la Antroposofía.
Nació el 27 de Febrero de 1861 en el entonces imperio astrohúngaro, actualmente Croacia, aunque él siempre se considero Alemán.
Gracias a la profesión del padre tuvo que cambiarse constantemente de domicilio. En 1879 pasa el bachillerato con matrícula de honor.
En 1879 Estudia en la escuela Técnica Superior de Viena, con el objetivo inicial de convertirse en docente de instituto de enseñanza media.
Obtuvo un Doctorado en Filosofía en la Universidad de Rockstock. Es el creador de la Antroposofía, que Rudolf Steiner define como: “Un Sendero de Autoconocimiento que quisiera conducir lo espiritual en el hombre a lo espiritual en el Universo.”
También desarrolló una nueva forma artística: la euritmia.
La Euritmia fue creada por Rudolf Steiner en 1912 denominándola “Palabra visible”, “Canto visible” y desarrollada por Marie Steiner.
Palabra que viene del griego eu- bello, armónico y ritmia-ritmo.La experiencia poética o musical no es únicamente de naturaleza auditiva, sino que todos los planos del ser resuenan al emitir u oír un sonido.
Justo durante la primera guerra mundial, bajo la dirección de Steiner y con la colaboración de artistas de diversos países, se construye en Dornach, cerca de Basilea, el edificio del Goetheanum, diseñado por él mismo. Un edificio de madera, con formas orgánicas y con doble cúpula. Steiner colabora en los trabajos artísticos: conformación interior y exterior, pinturas en las bóvedas, vitrales, confección de la escultura: El Representante de la humanidad, de 9 m de altura. Los decisivos cálculos de estática para las cúpulas del edificio son realizados por el propio Steiner.
En otoño de 1924 Steiner comienza a guardar cama. La inmensa labor de conferencias y de cursos que ha llevado a cabo los últimos años, se interrumpe.
Durante ese período continua escribiendo su autobiografía: “El curso de mi vida.”
En colaboración con la doctora Ita Wegman publica la obra Fundamentos para una ampliación del arte de curar.
Steiner se dirige regularmente a través de cartas y pensamientos directrices a los miembros de la Sociedad Antroposófica, ofreciéndoles sugerencias para la profundización espiritual de su trabajo. Estos textos se publican con el título La Antroposofía, un camino de conocimiento. El misterio de Micael.

El 30 de marzo de 1925 fallece en Dornach.